miércoles, 28 de abril de 2010

En las tortillas

Estando sin hacer nada en mi cama,
un encargo me pidieron realizar.
Un kilo de tortillas, vete a comprar.
Eso fue lo que me pidió mi mamá.

Caminando hacia la tortilleria
con Esperanza me fui a encontrar,
niña con la cual yo buscaba hablar,
para poder decirle que la quería.

Deseaba yo decirle maravillas
a niña tan mas bonita y linda
mientras ella esperaba sus tortillas.

Cuando me acerque a ella, mira espantada
imagino que miro mis puntillas
por eso ella quedo horrorizada.


2 comentarios:

eltauromquico dijo...

Quede horrorizado
Inflamado, pasmado
Jodido y avergonzado

Ecerqueda dijo...

Jeje gracias por el complemento.

Publicar un comentario